jueves, 4 de noviembre de 2010

Quisiera.


Quisiera ser el azul celeste
que cada día acabara reflejado
en la profunda laguna
de tu mirada más serena,
pero hoy por hoy
sé que tan solo soy
una delgada nube pasajera
parada en mitad de la nada
siempre en amarga espera.

Desearía volver a sentir el cálido arrullo
de tus envolventes abrazos
cuando la noche eterna
atenaza sin piedad mi alma,
pero soy muy consciente
que esos momentos marcharon
al igual que marchó la luz
tras el ocaso de tu palabra. 

Quisiera ser el rojo carmesí
que corriera libre y apasionado
por el tumultuoso torrente
de tus desaforados latidos,
pero tanto ayer como quizás mañana
sé que nada más he sido
el tenue suspiro olvidado
que un lejano otoño
pernoctó en tu solitario corazón.

Desearía volver a sentir el húmedo tacto
de tus entreabiertos labios
cuando el pálido brillo lunar
viste la blanca desnudez de tu piel,
pero creo que tan solo
en mis perdidos recuerdos
volverán tus dulces alientos
a rellenar mis apagados sueños. 

                                                                                     
                                                                                            acróbata.


5 comentarios:

  1. Mi querido compi, a veces leerte es sentir el murmullo de una nostalgia, vestida de románticos colores. Ya, y ahora me dirás que tu no eres romántico ¿verdad?? jajajaja
    Preciosas letras Tomás.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  2. Ayyyy poetazo!! Es peligroso que a esta edad yo ande suspirando tanto ante un poema romántico y sensual, hermanito querido, tendré que salir en busca de un cuñao, jajajaja.
    De verdad, maravilloso, que más decir si solo lo que habla es la emoción.
    Besotes y besazos

    ResponderEliminar
  3. Para ser sólo una nube pasajera, mucha lluvia hay en tu corazón...descargando pasión y amor en gotas, mejor dicho, en torrencial y fuerte tormenta, que calan no sólo en los huesos; sino en su alma.
    Un gran poema lleno de dulzura, ¡que bonito es el amor! y tu estas enamorado dentro y fuera de tus sueños, ¡felicidades!
    Un gran abrazo de tu amiga andaluza de pro

    ResponderEliminar
  4. Mi querido Tomás de acuerdo totalmente con mi geme, hijo por Dios, que es un peligro leerte, jajajja.

    Eres todo romance y pasión, anclando en el puerto del amor...

    JOLINNNNNNNNNNNNN

    Besotes amigo mío querido

    ResponderEliminar
  5. Pasión y nostalgía en tus versos de hoy, parece la descrición de dos amantes que recuerdan hogueras pasadas..

    Me encantó, es muy delicado tu escrito.

    Un abrazo,

    Claire

    ResponderEliminar