domingo, 7 de noviembre de 2010

Mi tierra.



Ni marcho ni regreso
tan solo permanezco.
No soy otoño sin noviembre
ni tronco sin historia,
pues aunque mis brazos
la brisa no los desnude
si son caducas las hojas
de mi viejo almanaque.

Porque la palabra es rama
que el viento quiebra
y la letra es raíz
que en el corazón queda.

Ni vengo ni voy
siempre aquí estuve.
No soy invierno sin enero
ni surco sin semilla,
pues aunque mis manos
parezcan agotadas y vencidas
aún me quedan uñas
para cultivar mi propia tierra.

Porque la palabra es flor
que el tiempo marchita
y la letra es cosecha
que al alma alimenta.



                                                                              acróbata

8 comentarios:

  1. Hermosas letras de quien escribe con el orgullo de su sangre con el valor de ser y estar donde debe ser...
    Sabes Tomás, soy un simple enero congelado en inviernos y hasta me siento por momentos cobarde, pero que se puede hacer cuando se amordaza la palabra y las letras se quiebran antes de salir del alma, solamente preservar mi espíritu y la esencia de lo que soy.

    Un fortísimo abrazo mi querido amigo de siempre

    ResponderEliminar
  2. Porque la palabra es rama
    que el viento quiebra
    y la letra es raíz
    que en el corazón queda.

    Siempre hermosas tus letras, muy profundas, esta vez se nota la seguridad y el orgullo de pertenecer a tu tierra.

    Ni vengo ni voy, siempre aquí estuve

    Como un árbol nutrido por la tierra que le dio la vida.
    Siempre es un placer leerte,
    un abrazo,

    Claire

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a las dos....... Mayra no sé si llegarás a ver esta contestación, pero aquí la dejo por si acaso...tú de cobarde tienes lo que yo de fraile y ni se te ocurra decir boludeces de tal calibre.....tú eres una mujer valiente que siempre ha luchado por bellos valores y ahí sigues, al pie del cañon.

    Un fuerte abrazo amigas Clara y Mayra.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho tu poema, sobre todo la imagen del árbol con la palabra por ramas y con letras por raíces.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Bonitas metáforas. Sigue alimentándonos con tus bellas letras.

    Un beso......

    ResponderEliminar
  6. Eres un todo terreno, eres las cuatro estaciones juntas, por eso tu raíz está fuerte y bien agarrada, las semillas que plantas germinan a lo alto, creciendo en tu alma, enredando entre tus manos, el verbo y la palabra, la tierra que amas... ésa es tu vida, la que defiendes, la que arañas.
    Un gran poema, lleno de buenas sustancias, de buena savia...
    Un abrazo de tu amiga andaluza de pro.

    ResponderEliminar
  7. Y uno se alimenta de las letras que salen del corazón de los amigos, porque son las que contienen, la raíz profunda de todo sentimiento, las que permanecen arraigadas a la vida, paradójicamente flotando en el espacio, para seguir creciendo hacia arriba, como la emoción al leerte
    Un beso y tres cafés, jajaja

    ResponderEliminar
  8. "La letra es cosecha que al alma alimenta".

    Tu con tus letras alimentas nuestras almas con la suavidad de tus versos.
    Al leer tus letras, miramos al interior y vemos como nos ha llegado un sentimiento, a veces de amor, otras de ilusion, en ocasiones dudas. Pero siempre hay algo que nos alimenta y nos recuerda que somos personas con inquietudes.

    Mi felicitacion por este maravilloso poema

    ResponderEliminar