martes, 23 de noviembre de 2010

Antes o después.


Antes de todo, antes de nada,
antes de ayer, antes de hoy,
antes de ti, antes de mí
antes de nada, antes de todo,
antes, antes, antes….

Ya estabas tú en mi aliento
sin apenas yo respirarte,
ya estaba yo en tus labios
sin siquiera tú nombrarme.
Con la caricia de tus palabras
en la piel de mis silencios,
con el eco de mi amor
en el latido de tu corazón.

Después de nada, después de todo,
después de hoy, después de mañana,
después de mí, después de ti,
después de todo, después de nada,
después, después, después….

Sin apenas nada, con apenas todo
quedarás por siempre prendida
del murmullo de mis versos,
sin necesidad de ser letra,
sin necesidad de ser página.
Como tinta que no cesa,
como folio que no acaba.


                                                                                          acróbata

10 comentarios:

  1. antes, después, siempre...disfruto con tu poesía y tu convencimiento.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Antes, ahora, después los versos, y siempre...

    Saludos Acróbata.

    ResponderEliminar
  3. Antes y después.. pero siempre tú regalándonos maravillosos versos.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Antes o después... que más da, si siempre nos dejas unos versos impregnados de tu esencia y sentimientos mas profundos.
    Muy Hermoso poema, como siempre.
    Un abrazo de ésta amiga andaluza.

    ResponderEliminar
  5. Antes, después, ahora, siempre que te leo, siento la misma emoción que cuando tropecé con tus letras la primera vez y supe serías mi amigo.

    Hermoso Tomás,

    besotes.

    ResponderEliminar
  6. "Como tinta que no cesa, como folio que no acaba" es ese amor que dibujas antes y después de todo.
    Creo que el tuyo es un gran poema. Un abrazo y te sigo

    (por cierto, gracias por tus comentarios en mi blog)

    ResponderEliminar
  7. y durante el lapso que dura el latido del corazón hasta que no quiera más, no se puede dejar de leerte. Así son los grandes amores, y sobre todo cuando no permitimos que cesen, aunque a veces, solo están en nosotros. Bueno, si sigo escribiendo sería como "lista sábana" describiendo y delirando entre las letras.
    Muy bueno...demasiado bueno. Besos que no cesan

    ResponderEliminar
  8. Hola Tomás un buen poema, como los que tu sabes dibular, en folio o en olas de plata es lo mismo, nacen de ti.

    Un abrazo.

    aloe.

    ResponderEliminar
  9. Tú dibujas el amor antes y después de todo, Tomás.
    Tus versos son tinta que no cesa, siguen latiendo en tus lectores.

    Un abrazo,

    Clara

    ResponderEliminar