domingo, 24 de octubre de 2010

Toc-toc



Hoy podría decirte no te sueño
más allá de una ligera cabezadita,
podría tratar de convencerte
de que las estrellas a mi cama no asoman
cada vez que por ti suspiro,
y que la luna no acuna mis desvelos
para que no te eche tanto de menos.

Pero de verdad podrías tú creerme
o acaso prefieres respirar mentiras
a sabiendas de que no soy embustero.

Hoy podría decirte no te amo
más allá de un sencillo te quiero,
podría intentar explicarte
que el sol a cada nuevo amanecer
no palidece cuando a mi lado no te encuentra,
y que el viento no clama por los rincones
porque sin ti me encuentra triste y solitario.

Pero de verdad podrías tú entenderlo
o sigues prefiriendo cerrar la puerta de tu alma
al sincero toc-toc de mi corazón enamorado.


                                                                                                   
                                                                                                acróbata

6 comentarios:

  1. que lindo es a veces ser anonimo.................................................................................................................................................

    ResponderEliminar
  2. buenoooo.. dejare de ser anonimo... y a molestar un rato,,, no comento por que estee ya lo conocia.pero igual recalco que es hermoso. bueno me voy ...cynthia

    ResponderEliminar
  3. Tomás, poeta

    Que hermoso escribes

    Un abrazo y felicitaciones

    Edmée

    ResponderEliminar
  4. Toc toc hacen los latidos de la sensibilidad en las puertas de la emoción cuando te leo, porque estoy en presencia de una operación literaria a "corazon abierto"
    Impresionante. Un llamado de amor indio!
    Besos Tomás

    ResponderEliminar
  5. Es mucha la sensibilidad que destilan tus letras. Me ha gustado mucho pasar por aquí y engancharme con estas lecturas que tanto transmiten.Un abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
  6. Es tan hermoso leerte, es como sentir los latidos de ese corazón grande que tienes, en nuestras manos.

    Un beso enorme, Tomás.

    ResponderEliminar