viernes, 22 de octubre de 2010

Si...


Si la cristalina noche callada
de tus románticos ojos cautivos
me permitiera ser una estrella
sin duda pediría ser el brillante lucero
que se reflejara en tu dulce mirada.

Si la apasionada mar infinita
de tus frías vigilias solitarias
me dejara arribar hasta tu lecho
una vez más soñaría con ser ola
naufragando en la bahía de tu pecho.

Si el susurrante viento cálido
de tus tersos labios de seda
recorrieran la geografía de mis deseos
una vez más suspiraría mi corazón
por el tierno aliento de tu amor.

Si la enamorada luna pálida
de tu anhelada piel de plata
se detuviese en mi horizonte un solo instante
sin duda acabarían mis trémulos pasos
buscando la lejana morada de tu alma...


                                                                                        acróbata 


                                                                           

4 comentarios:

  1. Si uno pretendiera más dulzura en un poema, sería una utopía, si uno espera no leer entre líneas estaría muy equivocada, es un poema sublime que da para la imaginación más poética y que a vos te nace...como si nada, como un suspiro. Besos, besones y besazos.

    ResponderEliminar
  2. ....en algunos casos ..el amor es una quimera..
    en otros, una ilusion cosmica..
    y solo en algunos casos..
    encontrarte debajo de tu propia piel....

    ResponderEliminar
  3. Ay amigo, leerte es transitar por los caminos del amor, sin apenas darse cuenta, es flotar entre las olas de tus versos...

    Hijo, mare mía....hoy me has matao.

    Besotes de siempre

    ResponderEliminar
  4. Hola Tomas.
    Hermoso canto al amor, te felicito por sentirlo y contarlo tan bien.
    Enhorabuena.

    Un abrazo.

    aloe.

    ResponderEliminar