jueves, 28 de octubre de 2010

¿Qué fue antes?
La necesidad de lo absurdo
o lo absurdo de tantas necesidades.


                                                                  acróbata

4 comentarios:

  1. me quedo con las dos teorías.
    siento no poder responderte !
    abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gran dilema, te diría que es comparable como que fue primero, la gallina o el huevo, je,je.
    La verdad que puede ser ambas cosas... habría que dilatarlo mucho y saber responder.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Es que al necesitar de los absurdos, se hace carne en nosotros el círculo vicioso, y lo absurdo de ciertas necesidades aparentemente prioritarias hace que no nos demos cuenta de los verdaderos valores del "necesitar", en definitiva, es como la imagen del infinito, interminablemente recurrente, hasta que llega un momento en que no sabemos discernir entre los postulados de tu frase. Si no quedó claro, es necesario que tomes este comentario como absurdo, tá? Jajajaja.
    Mil besos mi filósofo preferido!! qué griegos no alemanes, el de Aguila, carajo!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, ahí está la cuestión y el por qué a veces parecemos absurdos, y es que una cosa concatena a la otra...pero cuál surge primero..ahhhhhhhhh, creo que nosotros, jajjajajaj.

    Ay amigo querido, un día de estos te me quedas sin neuronas y me desbaratas las mías, jajajaj.

    Besos

    ResponderEliminar