domingo, 29 de agosto de 2010

Vértigo

Me da vértigo
el paso no dado,
las noches en vela
y el saludo ignorado.

Me da vértigo
el arcén no señalado,
las mañanas de lunes
y el consejo interesado.

Me da vértigo
el escalón no bajado
las prisas de última hora
y el grito desesperado.

Me da vértigo
el umbral no traspasado,
las excusas sin gracia
y el discurso silenciado.

Me da vértigo
el sendero no hallado,
las verdades a medias
y el fracaso disfrazado.

Me da vértigo
asomarme al espejo
alguna oscura mañana
y no reconocerme en la mirada.


acróbata

3 comentarios:

  1. Hola Tomás:

    Supongo que leerás esto. Hoy he publicado mi último poema en ,el foro de PdA, al menos por un tiempo, tal vez largo.

    Ahora me iré unos días y cuando vuelva tengo un asunto pendiente con las aulas, retomo los estudios. Por mi edad bien cumplida, podría hacer un acceso a la universidad, cosa que ya hice hace dos cursos, pero perdí la validez, por no poder asistir en ese momento a las clases, no me matriculé.
    Ahora mi intención es terminar el bachillerato y la selectividad, para continuar cuando pueda, lo cierto es que prisa ya no tengo.
    Me gustan las letras , así que voy a optar por ellas, con mi Latín y Griego, lo único que me fastidia es el inglés, pero espero que me aprueben por aburrimiento.
    Estaré un poco ocupada y no podré dedicarme al foro. Tengo muchos poemas escritos pero tampoco los colgaré ya que contestar lleva su tiempo.
    Bueno, te cuento esto porque creo que debo hacerlo y me agrada que lo sepas, extrañaré...

    De vez en cuando entraré por aquí .

    Un fuerte abrazo.

    Begoña.

    ResponderEliminar
  2. Un buen poema, he sido poco amable al no comentarlo. Tus poemas hablan el lenguaje que conozco, es una manera de decir de los poetas, eso que se escribe en ocasiones, también sin palabras,

    Un abrazo, amigo.

    Begoña.

    ResponderEliminar
  3. Hola Tomás. Que poema más emotivo. Es genial, hay tantas cosas que nos dan vertigo. El último párrafo es la cumbre.. vertigo a no reconocerse uno mismo.

    Un saludo.
    Kiya.

    Nota: Si que es adictivo escribir lo que dicta el corazón.

    ResponderEliminar