jueves, 8 de julio de 2010

Hubiese preferido



Nunca he querido ser noche
más allá de la mañana,
ni oscuridad latente
refugiada en tu mirada.

Siempre hubiese preferido
ser blanca claridad
que ahuyentara con cariño
las sombras de tu camino

Nunca he buscado ser almohada
donde cobijar pesadillas,
ni vencida cama vacía
encadenada a tu soledad

Siempre hubiese querido
ser cálida sabana
que abrigara con ternura
los quebrantos de tu alma.



acróbata

1 comentario:

  1. Ya ves que para mi lo has conseguido, has conseguidor se eso y mucho mas, todo...

    Que bonito poema.

    besos

    ResponderEliminar