martes, 6 de abril de 2010

Colores



Roja es la llama que arde
prendida por el odio sin nombre
que azota los corazones
de los que matan sin sangre
las esperanzas nacidas del esfuerzo
de aquellos que conocen el hambre.

Blanca es la camisa que lucen
los que no conocen el llanto amargo
de ver las limitaciones propias
reflejadas en el espejo de ojos sinceros
que miran con muda queja
los fracasos de sus mayores.

Gris es el cielo que vela
porque se cumplan los intereses
trazados con el sudor anónimo
de tantas espaldas quebradas
en beneficio de unos pocos
que no conocen la solidaridad.

Negra es la noche del mañana
si la mano que gobierna
los designios de la mayoría
sigue los pasos inseguros
de los que no se atreven a gritar
¡basta ya quiero mi pan!

Verde es la única esperanza que queda
para volver a ilusionarse
y poder soñar despiertos
con un nuevo amanecer
en el que reine el bien común
por encima del interés particular.



acróbata

No hay comentarios:

Publicar un comentario