martes, 9 de marzo de 2010

Salto al vacío


Como en la quietud de un lago
en medio de una llanura
se mira la alta montaña
y un acantilado que se asoma
con descaro y valor
a la orilla del mar
me asomo yo a ti.

Me acerco sin engaños,
con plomo en los bolsillos
para pisar con paso firme
y no titubear en mí caminar.

Te pido una oportunidad,
con palabras sencillas
como soy yo
nada de dobles juegos.

Me miras a los ojos
estoy desnudo bajo el sol,
tu mirada me penetra
pero no bajo la cabeza.

Me la concedes,
no quiero más.
Espero no defraudar
pero sobre todo espero
no defraudarme a mí.

No esperes acrobacias y malabarismos
oh quizás si, pero no del tipo
que no sean de mi signo.
No habrá engaños y mentiras
¿habrá risas y alegrías?
espero que si, por mí no va quedar.

El tiempo, ese juez de la verdad
decidirá si a algún lugar más allá
de este primer vuelo de cometas
hemos de llegar juntos
en nuestro salto al vacío.


acróbata

No hay comentarios:

Publicar un comentario