miércoles, 10 de marzo de 2010

Los dos recipientes

Todos nacemos con dos recipientes:
Uno el de la ilusión, la curiosidad y las ganas de aprender lleno. El otro, el de la amargura, desilusión y hastío vacío. Según vamos creciendo y vamos saboreando como es la vida y las relaciones personales el recipiente primero se nos va vaciando y por el contrario el segundo empieza a llenarse. Si has tenido la suerte de tener una infancia feliz y de estar rodeado de seres que te quieren y merecen la pena, mejor blindado tienes tu recipiente de la ilusión. Por el contrario si por desgracia esto no es así, ya sabes lo que pasa con el segundo, que crece y crece sin parar.

Mientras consigamos tener nuestro primer recipiente más lleno que el segundo más nos merecerá la pena nuestra vida. Por desgracia esto no es tarea sencilla, ya que el ser humano tiene la mala costumbre de complicarse mucho la vida a si mismo y a los demás.

Todos conocemos jóvenes de cuerpo que son seres ancianos de espíritu. Yo creo que el motivo principal es que por desgracia han vaciado muy pronto su recipiente de ilusión y por consiguiente han llenado rápidamente su segundo contenedor. Por supuesto que esto es reversible, aunque yo personalmente no conozco ningún caso. ¿Y tú lo conoces?
Este tipo de pobres personas se pasan la vida vagando sin rumbo y dando solamente energía negativa a todos los que les rodean.
Por suerte también hay casos contrarios, personas muy mayores de cuerpo y muy jóvenes de espíritu. Que tienen una vitalidad que ya querríamos muchos, que son una bendición y un ejemplo a seguir por todos.

Lo ideal sería llegar al final de nuestros días con los recipientes equilibrados, pero ya sabemos que eso es muy difícil. Y más si no eres consciente de ello.
Bueno pues los que somos conocedores de esto, ya sé que toda esta reflexión es solo una metáfora de la actitud que nosotros tomamos ante la vida, tenemos que intentar conservar lo mejor posible nuestros recipientes y no solo esto. Si no también concienciar a nuestros seres queridos de este hecho. Cada uno que utilice las metáforas o los medios que tenga a su alcance para descubrir esto a quien en principio lo ignora. Aunque yo creo que en el fondo de nosotros todos sabemos que esto es así, pero como estamos inmersos en un mundo de locos es muy fácil que esto se nos pase.
Pues bueno recordémonoslo los unos a los otros.


acróbata

No hay comentarios:

Publicar un comentario