sábado, 13 de marzo de 2010

Dos almas en llamas



Envuelta entre bellos encajes de seda,
rojo pasión de ardiente llama ígnea
yace en todo su esplendor
en mi amado lecho de amor
La Diosa de mi vida.
Afrodita hecha poesía para mí.

Me acerco despacio, sin ruido,
con pasos firmes y decididos
queriendo deleitar mis sentidos
con el hermoso hechizo soñado.
Embrujo de sueño recurrente
viniendo a mí en un instante.
Aquelarre de pasiones y emociones
en noche de luna blanca,
noche de primero de noviembre.

Alza sus brazos firmes y anhelantes
hacía mi suplicante cuerpo de amante.
Como un tsunami buscando playa
siento mi deseo crecer en la sangre.
Entre silentes miradas apasionadas
cargadas de amor y deseo
desnudamos nuestros instintos
a las caricias de la noche estrellada,
desnudamos nuestra almas
a los suspiros de nuestra vida.

Entre besos y caricias,
entre risas y alegrías
envolvemos humedades,
anudamos pasiones.
Con suspiros entrecortados
recorremos territorios escondidos
con deleite de enamorados.
Entre dulces gemidos
alcanzamos cimas amadas,
alcanzamos clímax soñados.

Con la fuerza de la juventud,
con la madurez de la experiencia
alargamos esta hermosa noche
alimentando fuegos eternos
que nos envuelven en llamas
de intenso deseo volcánico.
Unión de cuerpos conocidos,
unión de almas gemelas.


acróbata

No hay comentarios:

Publicar un comentario