miércoles, 10 de marzo de 2010

¿Cómo lo ves?



Un único paso en esta angosta escalera
puede ser mucho, puede ser nada.
Miro hacía abajo
abismo de mi vida
y me pregunto:
¿Dónde quedó mi corazón?,
¿merece la pena la escalada?
no sé, ¿cómo lo ves?
Allá arriba brilla la luz
pero no estás tú.
Allá arriba hay salida
pero no estás tú.

En esta escalera conocida,
ésta que subo cada día.
Dos pasos hacía arriba,
otro para abajo.
Dos pasos hacía abajo
otro hacía arriba.
Oigo murmullos callados,
siento decepciones conocidas.
Alegrías y penas de mi alma,
adoro presencias tuyas,
detesto ausencias mías.
Una hoja cae en sentido vertical
es el otoño en abril,
se deshoja tu presencia
¿ya marchas?, sin un adiós.
Una flor brota en mi mano
octubre ventoso de primavera
rosas de mi amor.
¿Vuelves para quedarte?
En este cálido verano,
chicharrera de sol justiciero
de medio día de agosto
siento frío, no estas tú.
Desnudo en lo alto
de esta cordillera de nieve virgen,
revolcando amores
entre hielos eternos,
alimentando pasiones
bajo granizos como puños,
siento calor, sudo amor.
Así entre ausencias sonoras
que no quiero olvidar,
entre presencias silentes
que no deseo recordar
paseo inviernos y veranos.
Despojo hojas de calendario
a los amaneceres rojos
que se cruzan en mi camino.
Arrugo calendarios con hojas vacías
en las noches oscuras
sin tu compañía.


acróbata

No hay comentarios:

Publicar un comentario